1ª Promoción completa - 2ª Promoción (últimas plazas)

1ª y 2ª Promoción completas - 3ª promoción quedan 12 plazas

Arrival: ¿puede un idioma determinar nuestra forma de ver el mundo?

Arrival (2016), La llegada en español, es una película de ciencia ficción pura que nos hace pensar que el contacto con los extraterrestres puede ser así de emocionante. Y, aunque pertenezca a este género cinematográfico, destaca por sus protagonistas: los lingüistas, profesión del personaje que encarna la actriz Amy Adams.

Situadas en diferentes puntos del planeta, 12 naves intergalácticas han tomado tierra causando un miedo en la población, puesto que no saben qué quieren los extraterrestres. Diversos científicos de todo el mundo trabajan para descubrir sus intenciones, pero será Louise Banks, doctorada en filología, quien, poco a poco, descifrará el idioma de los heptápodos para resolver este misterio que tiene en vilo al mundo. A medida que establece contacto con estos seres, la doctora ve cómo su percepción del mundo cambia.

Basada en el libro La historia de tu vida de Ted Chiang, el argumento de la película parte de una hipótesis filológica, la cual es una de las principales ideas en este campo de estudio.

La relatividad lingüística, o hipótesis de Sapir-Whorf, es la teoría en la que está basada la película. Durante la década de los 40, Edward Sapir y Benjamin Whorf plantearon una corriente lingüística en contra posición a la teoría de la gramática universal propuesta por Noam Chomsky. De acuerdo con Sapir-Whorf, hay una relación entre las categorías gramaticales del idioma hablado por una persona y la manera que tiene esta de entender el mundo. Es por ello por lo que no piensa igual un alemán que un francoparlante o alguien que hable chino.

Guy Deutscher, autor de uno de los textos en los que está basada la relatividad lingüística moderna, reflexionó sobre el poder del lenguaje en nuestra forma de ver el mundo. Deutscher explica que, mientras en idiomas como el francés, alemán o español te ves gramaticalmente obligado a decir el género del concepto y/o persona a la que te estás refiriendo, en inglés no tiene lugar esta situación. En el idioma chino, la misma forma verbal puede usarse para referirse al pasado, presente o futuro; mientras que, en inglés, por ejemplo, das información de la hora del evento dependiendo de la forma verbal que utilices.

Cuando tu idioma hace que especifiques cierta información, de algún modo, te fijas en detalles y aspectos de tus experiencias del mundo que hablantes de otros idiomas no tienen por qué recaer en ellos.

Si bien es verdad, esta teoría no está exenta de su controversia. Años después de su publicación, hallaron que algunos de los ejemplos usados para apoyar la teoría estaban basados en pruebas erróneas. Uno de los mayores críticos con esta teoría fue John H. McWhorter, quien en su libro The Language Hoax postula que si siguiéramos la teoría relativista se podrían crear diferentes formas de pensar y, como consecuencia, tendríamos visiones del mundo particulares. Así mismo, McWhorter no niega que haya puntos de encuentro entre esta teoría y su planteamiento, aunque subraya que es más crucial cómo la cultura hace que el idioma cambie, y no al revés, como defiende la hipótesis de Sapir-Whorf.

Hasta el momento, los contrarios a la idea whorfariana no han sabido desarticular los argumentos fundamentales que defienden quienes apoyan esta teoría. 

Comparte en tus redes sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Suscríbete a la Newsletter

SUSCRÍBETE AL
BLOG

× ¿Dudas?