1ª Promoción completa - 2ª Promoción (últimas plazas)

VisualThinking, una potente herramienta de creatividad, por Ana Mangas

Ana Mangas es maestra, le encanta la docencia así que hizo Magisterio y también Pedagogía porque no se puede enseñar sin una buena pedagogía, pero como le apasiona la pintura hizo también Bellas Artes y ahora combina. Puso en marcha el Bachillerato Artístico en Escuela IDEO en Madrid, en el cual imparte asignaturas como, Dibujo Artístico, Cultura audiovisual, Volumen, Técnicas Gráfico Plásticas y Dibujo Técnico. También imparte las clases de la especialidad en el Máster de Formación del Profesorado en la UPSA (Pedagogía Creativa).

¿Cómo es el día a día de una profesora de dibujo artístico, artista y pedagoga?

Que difícil pregunta… porque cada día es diferente y tendría que contar los 25 + 1 años que
llevo en esto de la docencia y en la práctica artística y… ufff demasiado largo. Pero voy a
resumir:
Observando en el día a día, he llegado a la conclusión de que, cada día, conjugo en mi persona,
una combinación de varias acciones. Me gusta y conozco mi materia lo que me lleva a
reflexionar sobre ella… planteándome preguntas como: ¿Qué es lo importante saber en esta
disciplina?
… Esto hace optimizar la atención de mi alumnado. Les ofrezco autonomía lo que
favorece en ellos la motivación intrínseca y les despierta su curiosidad. En cada proyecto
fomento la creatividad y el pensamiento crítico y flexible proponiendo retos adecuados,
teniendo en cuenta los conocimientos previos y la importancia del trabajo en equipo. Me gusta
ser inspiradora, creo que esto hace actuar sus neuronas espejo. Acepto el error, el cerebro
necesita del error para proyectar
. Puedo afirmar que tengo vocación, adoro la formación
continua y me gusta ser generosa intelectualmente
, creo que es una manera de mirar al futuro
y poder conseguir que la educación cambie. Adoro ser guía del aprendizaje, mi alumnado es el
centro de la experiencia. Cada día, miro a mi alumnado con afecto, creo en una educación
socioemocional para construir un mundo mejor. Practico con nuevas metodologías,
utilizándolas también como herramientas de evaluación para mejorar el proceso de
aprendizaje del alumnado y del contenido.

Cada día me siento un poco “maestra carpintera”, mostrando, dando ejemplo, corrigiendo,
acompañando… también aprendiz de saberes, de técnicas, de metodologías y de
conocimientos que los estudiantes me aportan. Podría decir que un poco sabia porque
estudio, comprendo, reflexiono, hilvano y tejo nuevos saberes. Muchas veces también soy
actriz, desempeñando cada día un gran papel en el escenario, contagiando pasión o
desentrañando los principios básicos de la pedagogía, siempre con el gesto positivo, aunque
hay veces que ellos ya me dicen que si me pasa algo. También soy algo titiritera porque una y
otra vez saco de mi chistera comentarios, elogios, correcciones, y nuevas aportaciones a mis
estudiantes. Me siento escultora, que a partir de tosca arcilla, moldeo grandes profesionales y
personas, invitando a cada una a ser la mejor versión de sí misma.

Dicen que los artistas conjugan muchas profesiones, en su justa medida y dosis, y esto es algo
reservado a gente extraordinaria y eso es lo que pretendo hacer cada día en mis materias del
bachillerato artístico. Siempre acompañada de un gran equipo que forma la Escuela.

¿Qué te llevó a practicar VisualThinking?

Es una práctica que yo ya hacía en mis clases de Magisterio en la UPSA de la mano de mi gran
profesor Zacarías González, solo que entonces no lo llamábamos Visualthinking y simplemente
nos introducíamos en la magia de comprender los conceptos por medio de esquemas y dibujos
aprovechando, de esta forma, las posibilidades comunicativas que ofrece la imagen
. Él ya nos
decía que el procesamiento de la información en forma de imágenes no sólo forma parte de la
mayor parte del contenido que llegaba a nuestro cerebro, sino que se trata de un tipo de
información que retenemos con mayor facilidad y procesamos con mayor agilidad.

Después en la facultad de BBAA de la UPSA ya se convirtió en una manera habitual de tomar
apuntes.
La sensibilidad es una capacidad innata de la psicología humana con la que empieza todo el
conocimiento. Como decía Kant -padre de la teoría del conocimiento contemporánea-, “la
intuición sólo puede ser sensible” y es ella la que hace posible entender el mundo. No es
casualidad que en nuestra era digital el Visual Thinking se haya convertido en una línea
estratégica educativa esencial
. La imagen se ha revalorizado como forma de comunicación, y
al mismo tiempo las nuevas generaciones crecen saturadas de imágenes. En este sentido, tan
importante es la alfabetización visual en un proyecto de alfabetización múltiple como el
fomento de la lectura visual, capaz de aprovechar un objeto de uso cotidiano para los niños
como la imagen, con fines educativos.

¿Qué ventajas reporta el Visualthinking en el aula?

¡¡Podría nombrar miles!! Pero los principales y los que resumen un poco todo: activa la
atención, potencia la creatividad, estimula la investigación autónoma, cultiva la emoción
estética, contribuye a la motivación, facilita la comprensión de conceptos, entrena la
extracción de ideas fundamentales, fortalece habilidades de pensamiento, desarrolla la
capacidad de síntesis y estructura contenidos
.

El Visual Thinking, además, combina bien con todo. Así, puede ser parte fundamental
del aprendizaje por proyectos, de propuestas de gamificación, en una aproximación Flipped
Classroom o en un contexto AICLE. La realidad aumentada o el aprendizaje
cooperativo también pueden combinarse perfectamente con este tipo de Thinking.

¿Cómo se evalúa con Visualthinking?

Cada maestro adaptará a su materia lo que quiera evaluar. Yo elaboro con mis estudiantes una
rúbrica visual. En esta rúbrica aparecen cuatro bloques para evaluar sus VT: Estructura,
Síntesis, Creatividad e Interacción.

En el bloque de la estructura tienen que evaluar el patrón que han elegido, las jerarquías y el
sentido de la lectura que le dan a su pensamiento visual.
En el bloque de la síntesis valorarán las ideas principales, las palabras clave que usan y los
contenidos básicos que emplean.
En el de la creatividad tendrán en cuenta las metáforas, los recursos gráficos y los
organizadores empleados.

Y por último en el bloque de interacción se valorarán los dibujos, la tipografía empleada y el
equilibrio que le dan al conjunto.

Lo bueno de todo esto es que ahora hemos contagiado mucho con el Visualthinking y se
pueden hacer grandes cosas, no solo en la escuela, también en el mundo universitario y en el
laboral
. Las imágenes, los dibujos y las infografías se perciben, almacenan y procesan de
manera más rápida que las palabras, ya que involucran varios procesos de pensamiento. Esto
termina agregando nuevas ideas, pensamientos y finalmente conocimiento. Eso puede ayudar
a persuadir, informar, comunicar y enseñar mejor que un discurso de tres horas, o incluso un
libro enorme.

Comparte en tus redes sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Suscríbete a la Newsletter

SUSCRÍBETE AL
BLOG

× ¿Dudas?